Traqueítis

La traqueítis es una infección de la tráquea (tubo para respirar) que suele ser causada por la bacteria estafilococo aeureus. La infección, que se presenta con mayor frecuencia en niños pequeños, puede hacer que sea muy difícil la respiración y, a veces puede ser el resultado de un frío que afecta a los conductos respiratorios.

Síntomas

Los síntomas de traqueítis varían de persona a persona, pero pueden incluir:

  • una tos severa que puede imitar a la grupa, que suena similar al ladrido de una foca
  • una tasa de respiración rápida
  • dificultad o dolor al respirar
  • estridor
  • fiebre
  • aturdimiento, mareos

Si los pulmones se ven afectados, uno puede experimentar la coloración azulada o gris alrededor de los labios (cianosis).

Diagnóstico

Un diagnóstico de la traqueítis puede basarse en los síntomas, así como la historia del paciente y el examen. Los exámenes de diagnóstico que pueden ser realizado por su proveedor de atención de la salud incluyen:

  • la medición de los niveles de oxígeno en la sangre (oximetría de pulso)
  • una cultura de la secreción nasal para detectar bacterias
  • una cultura de la propia tráquea
  • una radiografía de los pulmones y conductos respiratorios

 

Tratamiento

El tratamiento de la traqueítis se basa en los resultados y la gestión de los síntomas de laboratorio. Su médico tendrá especial cuidado para gestionar las vías respiratorias para facilitar la respiración. Dependiendo de su caso, puede ser necesario oxígeno suplementario, un ventilador o un tubo endotraqueal. Un tubo endotraqueal es un tubo que se inserta a través de la boca hasta la tráquea, y se mantiene la tráquea abierta para ayudarlo a respirar.

Una vez que la bacteria se identifican, también se prescriben antibióticos.

Es importante recibir tratamiento de manera temprana para que una recuperación completa se puede hacer.