Enfermedades del aparato respiratorio

Los trastornos del sistema respiratorio pueden clasificarse en cuatro áreas generales:

  • Condiciones obstructivas (por ejemplo, enfisema, bronquitis, asma)
  • Condiciones restrictivas (por ejemplo, fibrosis, sarcoidosis, daño alveolar, derrame pleural)
  • Enfermedades vasculares (por ejemplo, edema pulmonar, embolismo pulmonar, hipertensión pulmonar)
  • Otras enfermedades infecciosas (por ejemplo, la neumonía, la tuberculosis, la asbestosis, partículas contaminantes)

La tos es de gran importancia, ya que es el método del cuerpo principal para eliminar el polvo, el moco, la saliva, y otros residuos de los pulmones. Incapacidad para toser puede conducir a la infección. Los ejercicios de respiración profunda pueden ayudar a mantener las estructuras más finas de los pulmones limpios de partículas.

El tracto respiratorio está constantemente expuesto a los microbios debido a la área de superficie amplia, por lo que el sistema respiratorio incluye muchos mecanismos para defenderse y prevenir que los patógenos entren en el cuerpo.

Los trastornos del sistema respiratorio suelen ser tratados internamente por un neumólogo y terapeuta respiratorio.